Porridge de avena con frutas, nueces y yogur

Porridge de avena con frutas, nueces y yogur

El porridge son las gachas de avena de toda la vida solo que, cuando se utiliza el término inglés que tan de moda se ha puesto, con tantas versiones como adeptos a él hay en el mundo, se sobreentiende que esas gachas podrán ir acompañadas de un sinfín de ingredientes originales para crear una explosión de colores, olores y sabores que nos harán ver la vida como una fiesta.

¿De verdad es necesario elaborar tanto un desayuno? Mmm… tanto como necesario no sé si es, lo que tengo claro es que el resultado merece la pena ¡y mucho! Ñam, ñam. 

Cada uno de los ingredientes que lleva le da su toque así que, con tantos ingredientes, acaba siendo un desayuno súper especial, jaja. Para ocasiones o para todos los días puesto que además, su composición a base de cereales integrales, frutas, yogur, especias y frutos secos me parece difícil de superar a nivel nutricional. ¿Qué mejor manera de empezar el día que cuidándose y mimándose tanto? 

Por si todo eso no fuera suficiente, la gran ventaja del porridge es que la base puede preparse en mayor cantidad para varios días (se mantiene en buenas condiciones hasta 3 días) y después sacar una porción de la nevera y calentar añadiendo las frutas y nueces.

Aunque yo hago bebida casera de anacardos con canela y corteza de limón para hacer el porridge, si quieres simplificar ¡venga, pongámoslo un poquito más fácil! ; ) puedes sustituirla por tu bebida vegetal preferida. También estará buenísimo.

Ingredientes por ración

  • 45g avena
  • 300ml bebida vegetal 
  • 15g coco rallado
  • 200g yogur de soja
  • 1 puñado de nueces
  • 3 fresas
  • 1/3 taza de arándanos
  • 1/2 caqui
  • 1-2 rodajas de jengibre
  • 1 rodaja de cúrcuma
  • Estevia (u otro endulzante al gusto)

Elaboración

  1. En un cazo a fuego lento mezcla bien la avena, la bebida vegetal y el coco. Remueve de vez en cuando.
  2. Pica muy finamente el jengibre y la cúrcuma, añade al cazo y mézclalo bien.
  3. Añade el yogur y remueve.
  4. Mientras tanto pela y corta las frutas en trocitos.
  5. Añade las frutas, las nueces y el endulzante y remueve unos segundos más a fuego lento para comer bien calentito. 
  6. Sirve en un cuenco y disfruta de un desayuno delicioso, reconfortante y muy nutritivo.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *