Select Page

Con este calor… ¿A quién no le apetece una ensalada de garbanzos bien fresquita, nutritiva e hidratante?

La ensalada de garbanzos es uno de mis platos preferidos en mis escapadas veraniegas a la playa o a la montaña por su practicidad: es saciante, energética y fácil de llevar en cualquier táper sin ocupar mucho espacio.

Cumple todo lo que necesito cuando voy a comer fuera de casa y además por su gran contenido en verduras crudas que me ayudan a refrescarme e hidratarme me parece ideal para comer en la playa, disfrutando de la brisa a la orilla del mar bajo la sombrilla que me protege del sol, mientras observo el vaivén de las olas dejando su huella en la arena. ¡Eso es felicidad!

Como plato único o como entrante, las ensaladas no pueden faltar cada día en nuestra alimentación. Al estar repletas de ingredientes crudos nos aportan una gran cantidad de nutrientes en estado puro que mejoran nuestra salud: vitaminas, fibra y antioxidantes se ocupan de mantenernos sanas y enérgicas por dentro y por fuera.

Además, las hortalizas crudas tienen un gran contenido de agua que nos hidrata y refresca.

En concreto, la receta que aquí os dejo es una ensalada de garbanzos a la que además he añadido pipas de calabaza. Ambos ingredientes nos aportan una gran cantidad de proteínas. Así que, ¿qué más le podemos pedir?

¡Ah!, ¡sí! Aceite de lino, rico en Omega 3, para asegurarnos de que conseguimos el equilibrio nutricional necesario para que nuestro organismo funcione a la perfección.

Ingredientes

  • 300g garbanzos cocidos
  • 50g aceitunas negras
  • 75g pimiento rojo
  • 75g pepino
  • 30g cebolla
  • 20g pipas de calabaza
  • Aceite de lino
  • Eneldo 
  • Pimienta
  • Sal

Receta vegana de ensalada de garbanzos

Elaboración

  1. Escurre los garbanzos y las aceitunas y ponlos en un cuenco.
  2. Corta en tiras el pimiento y después en trocitos, desechando las semillas.
  3. Pela y trocea el pepino.
  4. Pela la cebolla y pícala finamente.
  5. Añade al cuenco todos los ingredientes ¡Y a disfrutar!

¿Y a ti? ¿Dónde te gustaría comerte esta ensalada de garbanzos?